Si has hecho el jailbreak a tu iPad, o al menos te lo has planteado, seguramente has oido estas palabras en algún sitio.

Para los que no lo tengáis claro, voy a explicaros qué significan cada una de ellas:

Untethered

Un jailbreak untethered es aquel con el que puedes reiniciar tu iPad tranquilamente sin tener que jailbreakearlo otra vez. Por si eres un usuario nuevo, decirte que el reiniciado se realiza tras apagar del todo tu dispositivo. Y éste se apaga manteniendo presionado el botón que está en el borde, y deslizando después la barra que aparece en la pantalla. También, en ocasiones, el iPad se reinicia automáticamente tras instalar alguna aplicación desde Cydia.

Tethered

Un jailbreak tethered es aquel que requiere volver a conectar el iPad a tu computadora y ejecutar de nuevo el jailbreak cada vez que lo reinicies. Si no, el dispositivo no funciona, y se queda atascado en la pantalla con la manzana de Apple.

Semi-tethered

Un jailbreak semi-tethered es aquel que, en caso de reiniciar el iPad, no necesita volver a ejecutarse, pero en el que gran parte de los hacks o aplicaciones instaladas a través de Cydia dejarán de funcionar. Para que funcionen deberás volver a ejecutar el jailbreak.

Es por ello, que podemos decir que el actual jailbreak RedSn0w es semi-tethered; si reiniciamos el dispositivo éste sigue funcionando correctamente, pero los programas de Cydia o los instalados con el Instalous no se ejecutan.

¿Merece la pena jailbreakear el iPad actualmente?

A día de hoy, como os he comentado, el jailbreak RedSn0w, el único que funciona con el iOS 4.2.1, es semi-tethered. Desde mi punto de vista, esto es un mal menor, ya que son contadas las veces en las que reiniciamos el iPad; yo creo que lo habré reiniciado en tres o cuatro ocasiones desde que lo tengo, hace varios meses. Desde luego, a mi me compensan con creces las ventajas que ofrece el jailbreak pero, desde luego, esa es tu decisión.